Obras maestra del Museé de l'Orangerie

La crítica

Por Rosario Pinelo

FECHAS en Museo Dolores Olmedo :

  • Jueves 31 de octubre, 2013 a las 10:00:00
  • Viernes 1 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Sábado 2 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Domingo 3 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Martes 5 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Miércoles 6 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Jueves 7 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Viernes 8 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Sábado 9 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Domingo 10 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Martes 12 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Miércoles 13 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Jueves 14 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Viernes 15 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Sábado 16 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Domingo 17 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Martes 19 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Miércoles 20 de noviembre, 2013 a las 10:00:00
  • Jueves 21 de noviembre, 2013 a las 10:00:00




La mujer luce cansada, vieja, desolada y bastante desaliñada, con un vestido blanco manchado de carmín y unas manos maltratadas que no disimulan el paso del tiempo. Su rostro decrépito es el marco de un par de grandes ojos que miran asombrados desde el interior del cuadro. Es La novia, de Chaïm Soutine, un artista atormentado que refleja en su pintura su estado emocional, en la cual las deformaciones son características, pues no es de su interés pintar la belleza sino el alma de sus modelos.

De origen ruso, Soutine fue el décimo hijo de una prole de once hermanos. Su padre, sastre de profesión, no vio con buenos ojos la afición del pequeño Chaïm por el arte; ya que, en el seno de la comunidad judía ortodoxa donde vivía, estaba prohibida la realización de imágenes por considerárselas pecaminosas.

Sin embargo el joven logró continuar sus estudios, trasladándose en 1913 a París para establecerse en Montparnasse, donde vivió en condiciones precarias y conoció a Modigliani, para quien posó en algunas ocasiones. En 1927 presentó su primera exposición y una década después, algunas de sus obras fueron incluidas en la Exposición de Artistas Independientes, honor pocas veces concedido en Francia a un pintor extranjero. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial la vida del artista se complicaría debido a su origen judío, muriendo en 1943 a causa de una úlcera.

Soutine formó parte de la llamada la Escuela de París, en la que dominó una gran diversidad estilística, sirviendo para englobar en ella a artistas de difícil clasificación y de obra fuertemente personal. Sin embargo, la mayoría estuvieron vinculados en mayor o menor medida al expresionismo, si bien interpretado de forma personal y heterodoxa, como es el caso de Modigliani, Utrillo y del mismo Soutine, quienes fueron considerados los pintores malditos de esta escuela por su arte bohemio y torturado, reflejo de un ambiente noctámbulo, miserable y desesperado.

Obras de estos tres autores pueden apreciarse en las salas del Museo Dolores Olmedo como parte de la exposición Obras maestras del Museé de L’Orangerie, selección que incluye también piezas de Renoir, Monet, Picasso, Derain, Cézanne, Gauguin y Matisse.

Se trata de un total de 30 obras procedentes de la Collection Jean Walter et Paul Guillaume, un acervo que reúne 140 cuadros que se expone en el Museé de l’Orangerie. La colección fue iniciada por Guillaume entre 1912 y 1934 con el fin de fundar un museo de arte  moderno, sueño que no pudo concluir por su muerte prematura. Su viuda, más adelante, al casarse con el arquitecto Jean Walter, remodelaría el conjunto de la colección, que donaría en 1960 al Estado, que la exhibe en el Museé de l’Orangerie, recinto que además alberga los paneles decorativos que creó Monet como una especie de monumento para conmemorar el fin de la Primera Guerra Mundial.

Ahora, una breve selección de ese rico acervo está a disposición del público mexicano por una módica admisión al recinto, pero además, si el recorrido se hace en martes, la entrada será gratuita.

Y como colofón, el visitante tiene también la oportunidad de conocer la ofrenda tradicional de Día de Muertos, que esta ocasión el museo dedica a París, la ciudad luz, con rincones llenos de anécdotas donde no será difícil reconocer a algunos de los artistas de la época. (Rosario Pinelo)

 

OBRAS MAESTRAS DEL MUSÉE DE L’ORANGERIE. Museo Dolores Olmedo, Avenida México 5843, La Noria, Xochimilco, 5555-1221 y 5555-0891. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $10 nacionales, $55 extranjeros; descuento a estudiantes y maestros con credencial; martes y afiliados al Inapam entrada gratuita. (SUR)


 



NEWSLETTER



NO TE PUEDES PERDER